ventadepuntos.es.

ventadepuntos.es.

Descubre la magia de la ciudad de Marrakech en un tour por sus calles

Introducción

Marrakech es una ciudad llena de color, aromas, sabores y experiencias que no te dejarán indiferente. Conocida como la ciudad roja por su característica arquitectura con paredes y edificios de tierra roja ocre, Marrakech es una de las ciudades más emblemáticas y visitadas de Marruecos. Un tour por sus calles es una experiencia única que te permitirá descubrir la magia oculta de la cultura marroquí.

La medina

El primer lugar que debes visitar en Marrakech es su medina o centro histórico. La medina es el lugar más antiguo de la ciudad y está llena de vida y actividad. Sus callejuelas intrincadas se entrelazan en un laberinto de tiendas, restaurantes, mezquitas y palacios. Es en la medina donde se encuentra la plaza Djemaa el Fna, uno de los lugares más emblemáticos de Marrakech y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La plaza Djemaa el Fna

La plaza Djemaa el Fna es un lugar único lleno de magia y vida. Durante el día, puedes encontrar a vendedores ambulantes ofreciendo frutas frescas, especias, dulces típicos y todo tipo de artesanías. También puedes disfrutar de un té o un café en una de las terrazas de los cafés cercanos y ver pasar a la gente. Pero es durante la noche cuando la plaza se transforma en un escenario impresionante lleno de puestos de comida callejera, músicos, acróbatas, cuentacuentos y más. Un espectáculo que no te puedes perder si visitas Marrakech.

Los zocos

Una vez que hayas visitado la plaza Djemaa el Fna, no puedes dejar de visitar los zocos de Marrakech. Los zocos son una especie de mercado tradicional lleno de pequeñas tiendas donde puedes encontrar todo tipo de productos, desde textiles y zapatos hasta joyas y especias. Puedes regatear los precios y encontrar verdaderas joyas a precios muy económicos. Asegúrate de ir con un guía si no te sientes cómodo negociando los precios.

Los jardines de Marrakech

Marrakech es también una ciudad llena de jardines y parques donde puedes relajarte y disfrutar de la naturaleza. Uno de los jardines más emblemáticos es el Jardin Majorelle, construido por el artista francés Jacques Majorelle. El jardín cuenta con una amplia variedad de plantas tropicales y cactus, así como una casa de estilo Art Deco que ahora alberga el Museo Berber. Otro jardín que no debes perderte es el Jardín Menara, que cuenta con un gran lago y un pabellón del siglo XVI.

La arquitectura de Marrakech

Marrakech es una ciudad llena de arquitectura única y espectacular. Uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad es la mezquita Koutoubia, construida en el siglo XII. La mezquita cuenta con un minarete de 77 metros de altura y es un lugar de gran importancia para los habitantes de Marrakech. También debes visitar el Palacio de la Bahía, construido en el siglo XIX por el Gran Visir Si Moussa. El palacio cuenta con numerosos patios, jardines y salones decorados con mosaicos y zellige marroquí.

Los hammams

Los hammams son un tipo de baño turco tradicional en Marruecos. Marrakech cuenta con numerosos hammams donde puedes relajarte y disfrutar de una experiencia única. Los hammams suelen contar con baños de vapor, piscinas de agua fría y servicios de masajes y exfoliación. Un lugar perfecto para relajarte después de un largo día de paseo por la ciudad.

Gastronomía marroquí

Si visitas Marrakech, no puedes perder la oportunidad de probar la gastronomía local. La comida marroquí es rica en especias y aromas y tiene influencias de la cocina árabe, bereber y francesa. Algunos de los platos más típicos de Marrakech incluyen el tajin, un guiso de carne o pollo con verduras y especias cocido a fuego lento en un recipiente de barro, y el cuscús, un plato de sémola de trigo con carne y verduras.

Los dulces árabes

Si tienes un diente dulce, no puedes dejar de probar los dulces árabes. La repostería marroquí es rica en aromas y sabores y cuenta con una amplia variedad de dulces y postres. Algunos de los dulces más populares son los briouats, unas empanadillas rellenas de almendras y miel, y los chebakia, unas galletas en forma de flor fritas y bañadas en miel.

Conclusión

En definitiva, Marrakech es una ciudad que debes descubrir por ti mismo. Una ciudad llena de vida, color y cultura que te dejará enamorado. Un tour por sus calles te permitirá conocer de primera mano la magia y el encanto de la cultura marroquí. Desde la medina hasta los jardines y hammams, pasando por la deliciosa gastronomía, Marrakech es una ciudad que no te puedes perder.